Nace la Fundación para la Salud Geoambiental

Esta semana echa a andar la Fundación para la Salud Geoambiental. Me han pedido que sea el vicepresidente y he aceptado con gusto. Es bueno que haya una institución que se dedique a investigar científicamente cómo actúan las radiaciones naturales y artificiales y qué efectos tienen en la salud. Hay muchos estudios al respecto, pero es más aún lo que queda por descubrir y espero que la Fundación juegue un papel fundamental en este sentido.

También hace falta una gran tarea de divulgación. Con todo lo que se sabe a día de hoy sobre las radiaciones naturales y artificiales, no deja de sorprenderme que la mayoría de las personas desconozcan cómo les afectan las radiaciones de las antenas de telefonía o los wifis de sus propias casas, y que no sean conscientes de que el lugar donde tienen la cama puede estar sometido a la influencia de los accidentes geofísicos del subsuelo.

Pero la divulgación no bastará para cambiar la salud de nuestro entorno si no va acompañada de cambios legislativos que establezcan límites máximos a las radiaciones de nuestro entorno. La ley debe garantizar el bienestar de los ciudadanos pero desgraciadamente, a día de hoy, nuestras leyes no se ajustan a la realidad circundante. La tecnología ha ido avanzando a una velocidad vertiginosa y, sin embargo, las normativas locales, regionales, nacionales y trasnacionales no se han adaptado al mismo ritmo. En este sentido, la Fundación para la Salud Geoambiental tendrá una gran tarea social por delante en la que espero poder ayudar desde mi puesto como vicepresidente.

Y, finalmente, la Fundación se propone poner en marcha planes de formación con vistas a homologar metodologías y establecer una nueva categoría laboral, reconocida y de utilidad social. Necesitamos más profesionales de la salud geoambiental capacitados para resolver los problemas de salud geoambiental de hogares y oficinas.

Todo esto es lo que vamos a poner en marcha este viernes 23 de abril de 2010, día en que tendrá lugar la presentación oficial de la Fundación. Ni que decir tiene que estáis todos invitados a asistir. En la web de la Fundación podéis descargaros una invitación. No os lo perdáis, porque va a ser instructivo e interesante. Os lo garantizo.